Carta a papá: cómo decidir escribir y qué decirte

Llega un momento en que decidimos escribir una carta para papá. No importa cuál sea su nombre, no importa si se equivocó, si no fue un buen padre, si no estuvo a la altura. Para bien o para mal, es nuestro padre, nos ha dado la vida y se merece, al menos, que le escribamos una carta. Dejo en la responsabilidad de cada uno el contenido propio de esa carta, y que cada uno es dueño y esclavo de sus palabras.

A todo hijo o hija le hubiera gustado tener el padre perfecto. Sea protector cuando más lo necesitemos. Que nos ayude cuando las cosas se pongan feas, que nos enseñe trucos de bricolaje, que nos anime a estudiar, a aprender cosas nuevas. Un padre con el que aprender a jugar, a andar en bici, a enseñarnos a afeitarnos, a aconsejarnos sobre temas de chicas…

Cartas a papá

Puede que tu padre no sea esa persona, o puede que lo sea. Quizás el ideal de un padre perfecto no existe y nunca existirá, excepto en el cine. Pero una cosa es cierta. Tu padre fue una vez un niño, y tuvo su propio padre, y tenía sus propios miedos y ansiedades. Y tal vez en un tiempo también seremos padres, y ahí es cuando entendemos mejor cómo funciona el mundo. Espero que no sea demasiado tarde para entonces.

Tu papá no estará ahí para siempre. Un día morirá. Por eso es importante que conozcan nuestros sentimientos.

A continuación veremos algunos modelos de cartas escritas para un papá, en las que todos pueden buscar aquellas frases que más le sientan, que se acerquen más a la expresión de sus propios sentimientos.

Desde aquí, animo a la gente a no llegar tarde, ya no tardar más en escribir esa carta a su padre que tanto se merece. No tengas prisa, tómate tu tiempo y busca las palabras adecuadas. Esta carta seguramente se leerá varias veces, por lo que debe tener sumo cuidado en su preparación.

Carta a tu papá si te llevas bien con él:

Si eres uno de los afortunados que se lleva bien con tu papá, es hora de decírselo. El propósito de su carta debe ser hacerle saber cuánto la aprecia.

Una bonita carta para el Día del Padre o para un cumpleaños especial podría ser esta:

Haz una lista de los recuerdos favoritos de tu papá. La primera vez que te llevó a ver un partido, el día que trajo un cachorro en una caja, las vacaciones en la montaña, las horas de pesca… Puedes escribirlo a mano en un papel de buena calidad y luego pedirles que lo enmarquen. para ti.

También puedes hablar sobre la influencia que ha tenido en ti. Que te sientas orgulloso u orgulloso de la persona en la que te has convertido gracias a él.

Gracias por tu presencia. Gracias por el arduo trabajo de tener que criar a tus hijos, las horas y horas de trabajo para poder llevar a casa el salario, la educación recibida, y que el mundo es un lugar mejor gracias a personas como tu papá.

Carta a papá si no tienes una buena relación:

Muchos niños no tienen la relación que esperaban con sus padres. Quizás sea demasiado tarde y tu papá esté muerto. Quizás haya pasado demasiado tiempo y la relación se haya perdido para siempre. Seguro que en este distanciamiento ambos habéis sufrido, y habéis hecho sufrir a la gente de al lado.

El propósito de esta carta debe ser romper con el pasado y comenzar a comprender algunos sentimientos que aún están vivos y que en el fondo sabes que son ciertos.

Seguro que en algún momento de tu infancia tu papá te quiso mucho. Luchó por cuidarte. Intenta buscar los aspectos positivos de tu papá. Aunque es difícil, y aunque siempre es lo negativo, lo primero que sale a la luz. No en vano, le debes la vida.

Dependerá de cada persona si al final de este tipo de carta decides enviarla o no. Pero lo importante es el ejercicio de comunicación que se realiza. Mientras escribe, es como si se estuviera comunicando con su padre. Incluso si nunca llega a leerlo, al menos puede servir para aliviar o romper sus pensamientos dolorosos. Saca lo que llevas dentro y no dejes que te haga más daño. Empiece a escribir ahora mismo.

EJEMPLOS

Mi querido papá:

Me gustaría comenzar esta carta agradeciéndoles desde el fondo de mi corazón todas las cosas que hacen por mí y por mis hermanos. Estoy muy feliz de tenerte como padre, por el trabajo que implica criarnos sin madre, por el salario que traes a casa, por la comida que nos preparas todos los días, por los churros de chocolate que preparas para el desayuno, por el campo camina el domingo, por la buena educación que nos habéis transmitido, y por enseñarnos que lo importante en la vida no son las cosas, sino las personas. Por eso hoy quiero darte las gracias por ser como eres y por ser parte de lo más importante de mi vida.

Tu hijo miguel

querido papá

Estoy orgulloso de lo cariñoso y cariñoso que eres conmigo. Eres tan buen padre que he aprendido a valorar las cosas más simples de esta vida. Un poco a tu lado no tiene precio.

Cuando te miro, me doy cuenta de que soy tu hija. Mucha gente me dice que tengo un gran sentido de la responsabilidad, que trabajo eficazmente, pero no son cosas que haya aprendido de la nada, sino que son cosas que tú me has transmitido y de las que estoy muy orgulloso. Hoy soy la mujer que soy gracias a ti.

Tengo el mejor papá del mundo y le agradezco a Dios por dármelo.

Tu pequeña María.

Otros modelos de tarjetas:

Carta familiar

Carta a un niño

Carta a una hija

Leave a Reply