▷ Carta de Poder para Recolectar Documentos 【Oficiales, Escolares …】

La carta de poder para recolectar documentos entra dentro del tipo de tarjetas de potencia a las que se hace referencia como simples. Sencillo porque es sencillo en cuanto a su redacción, su estructura y porque, en un principio, no debe formalizarse ante notario.

Como cualquier otro poder notarial que faculta a otra persona para realizar ciertos trámites en nuestro nombre, el poder notarial para recolectar documentos, como su nombre lo indica, se usa exclusivamente como una orden para que una persona autorizada por otra recolecte documentos en su nombre.

Hablamos de documentos oficiales, pero también de otro tipo de documentación, aunque lo más habitual es que se utilice para baja ante organismos oficiales.

Carta de poder para recoger documentos

Carta de poder para recoger documentos, diferentes tipos

Los tipos de poderes para recabar documentos se dividen en varios tipos en función del procedimiento específico para el que se redactan. También es posible la redacción de un poder general para la recogida de documentos, que también se puede utilizar para la recogida de documentos en diferentes organismos.

También se puede precisar que la carta otorga la facultad a otra persona de recolectar tantos documentos como sea necesario dentro de un mismo organismo oficial o no. De esta forma nos ahorramos tener que ir escribiendo una carta para cada trámite. En este caso, lo ideal sería que en el cuerpo de la carta, donde se escriba con detalle el poder que otorgamos a la persona autorizada se indique una fecha de vigencia del poder con el fin de asegurar que, una vez transcurrido ese tiempo pasado, el poder deja de tener validez.

Documentos oficiales

Como hemos indicado, lo más común es que otorguemos un poder a otra persona para recabar documentos oficiales cuando, por alguna razón, no podemos hacerlo en persona. Nunca es demasiado detallar en la carta el motivo por el que no podemos hacerlo y, en definitiva, una explicación de por qué estamos otorgando ese poder a otra persona.

Como siempre deberíamos hacer con cualquier otro tipo de poder, lo ideal sería otorgarlo a una persona de confianza, mucho más a la hora de recabar documentos oficiales.

Niños de escuela

Con lo difícil que es a veces conciliar la vida laboral y familiar, es común otorgar un poder para recoger los documentos escolares de nuestros hijos cuando nos es imposible ir a la escuela en persona. Por ejemplo, se puede otorgar un poder a otra madre o padre que sabemos que tiene tiempo para ir a la escuela y que recopila los documentos en nuestro nombre.

embalaje

También es muy común que recibamos un aviso de que hay un paquete a nuestro nombre en el correo y que no tenemos tiempo para recogerlo. En este caso conviene aclarar si la persona autorizada tendrá la facultad de pagar los posibles recargos que existan por retirar el paquete.

Cheques

Ir al margen lleva tiempo y, a veces, los horarios no nos convienen. Podemos escribir un poder para recopilar documentos que especifiquen que el poder se otorga a otra persona para cobrar un cheque. Para asegurarnos, si tenemos todos los datos, podemos especificar que el poder es solo para retirar un cierto cheque con un número específico.

Otros tipos de autorización para recopilar documentos

Existen otros tipos de documentos que facultan a otra persona para recopilar documentos en nuestro nombre sin que se convierta en un poder notarial. Esta es la carta de autorización, un documento más informal que se puede utilizar cuando los documentos que tenemos que recopilar no son muy importantes.

Como hemos visto por lo anterior, es posible hacer un poder para retirar cualquier tipo de documentación, ya sea de un organismo oficial o de cualquier otro (escuelas, empresas…).

Basta delimitar claramente el poder que tiene el representante, ante quien nos representa y, sobre todo, por cuánto tiempo estará vigente ese poder.

Usted también podría estar interesado en:

Rate this post

Leave a Reply